• Tamaño de Fuente:
  • Disminuir
  • Restaurar
  • Aumentar

¿Qué es el patrocinio?


Planifica una campaña de patrocinio. El patrocinio es una estrategia de marketing que consiste en apoyar iniciativas sociales o deportivas para promocionar y mejorar la imagen de tu empresa.

El objetivo no es obtener un rápido retorno de la inversión (como en una campaña de publicidad o un mailing), sino lograr que tu marca sea mejor percibida por los consumidores, para optimizar su posicionamiento a largo plazo.

El patrocinio de actividades culturales y artísticas también se denomina mecenazgo.

¿Cuándo hacer patrocinio?

Esta técnica está al alcance de cualquier empresa, puedes patrocinar desde un equipo local a una exposición, un corto de cine o la restauración de un edificio.

Es recomendable que incorpores el patrocinio a tu estrategia de marketing como un elemento complementario, pensando a largo plazo y sin presión comercial, ya que entonces genera rechazo.

Ventajas del patrocinio

Los beneficios del patrocinio son diversos y se materializan a largo plazo:

-Mejora la imagen y la credibilidad de la empresa.

-Genera prestigio en el sector y diferenciación respecto a la competencia.

-Permite establecer vínculos con la administración, entidades, ONGs, etc.

-Aumenta la identificación, compromiso y motivación de los empleados.

-Potencia otras acciones de marketing y comunicación más comerciales.

-Sirve de “colchón” ante posibles crisis de imagen, escándalos, etc.

-Facilita entrar en nuevos mercados y acceder a otros públicos.

Desventajas del patrocinio

Los principales inconvenientes del patrocinio son:

-No es posible medir el retorno de la inversión.

-El control que puedes ejercer sobre aquello que patrocinas es limitado.

-Implica compromisos de dependencia que a la larga pueden ser negativos.

-Puede provocar asociaciones indeseables con tu marca.

¿Cómo negociar un patrocinio?

Generalmente, las entidades que se financian mediante patrocinios tienen muy estructuradas las formas de colaboración, e incluso cuentan con tarifas cerradas.

Es necesario firmar un contrato de patrocinio que refleje la aportación que hace la empresa y las contraprestaciones que recibe, por ejemplo:

-Presencia publicitaria en recintos deportivos, eventos, etc.

-Mención de la empresa en las comunicaciones de la actividad patrocinada.

-Derecho a usar logotipos, marcas, mascotas, etc.

-Exclusividad como proveedor en los eventos patrocinados.

-Ruedas de prensa y comunicados sobre el acuerdo de patrocinio.

Estos contratos deben tener una duración limitada (un año o dos), para que puedas renegociarlos en función de los resultados obtenidos. En ningún caso es recomendable que la financiación de una entidad recaiga exclusivamente en tu empresa, ya que si decides cancelar el patrocinio puedes provocar un conflicto.

¿Cómo organizar un patrocinio?

Las actividades de patrocinio se deben planificar con tiempo:

-Establece los objetivos que quieres lograr.

-Busca una actividad que te ayude a conseguir estos objetivos.

-Contacta con los responsables para negociar con suficiente antelación.

-Asegúrate de que no hay otros patrocinadores que sean competidores.

-Si hay varios patrocinadores, exige exclusividad en tu sector.

-Procura que el contrato concrete todos los aspectos del patrocinio.

-No aceptes pagar sumas elevadas si no ves claras las contraprestaciones.

-Integra el patrocinio en tu planificación anual de marketing y comunicación.

-Articula los mensajes de posicionamiento que quieres ligar al patrocinio.

-Lanza actividades de comunicación y publicidad para dar a conocer el acuerdo.

-Realiza un control minucioso del gasto y el cumplimiento de los acuerdos.

¿Cómo sé si funciona?

Los resultados de un patrocinio son mucho más difusos que un mailing o una promoción, por lo que resulta difícil cuantificarlos.

Sin embargo, para valorar su eficacia puedes analizar algunos aspectos como: 

-¿Ha aumentado la presencia de tu empresa en los medios gracias al patrocinio?

-¿Has recibido felicitaciones, mensajes de apoyo, etc. de los clientes?

-¿Has podido aprovechar el patrocinio en otras actividades de marketing?

-¿Ha sido fluida y positiva la relación con tus patrocinados?

-¿Se siente el personal de tu empresa satisfecho con la colaboración?

De todas formas, como comentábamos al principio, los resultados de una campaña de patrocinio no son inmediatos, por lo que debes tener paciencia y cierta confianza en tu apuesta. Si todas las empresas medianas y grandes realizan patrocinios y mecenazgos, por algo será… ¿no crees?


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Switch mode views: