Tropas malienses acusadas de violar DDHH


París/Bamako, 24 ene (dpa). El ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, expresó hoy su preocupación por informaciones que aseguran que también las tropas de Mali están cometiendo violaciones de los derechos humanos durante la ofensiva para reconquistar el norte del país, controlado por rebeldes islamistas.

Le Drian habló respecto a esas denuncias de un "riesgo", aunque se abstuvo de confirmar las acusaciones. El ministro llamó a través de medios franceses a los oficiales malienses a estar "extremadamente" alerta: "El honor está en juego".

Según las denuncias, soldados malienses han ejecutado a varios sospechosos, entre ellos tuaregs, durante su avance hacia el norte, apoyado por tropas francesas.

La Federación Internacional para los Derechos Humanos (FIDH) dijo que esas ejecuciones se han registrado en Sévaré, Mopti, Niono y otras localidades. En Sévaré habrían sido asesinadas este jueves al menos 11 personas. Otras informaciones hablan de más de 20 ejecuciones en la región. Los cadáveres habrían sido quemados rápidamente.

De acuerdo con la FIDH, las víctimas eran sospechosas de apoyar a los islamistas o de poseer armas. Algunas de ellas al parecer no pudieron demostrar su identidad en los puestos de control o simplemente pertenecían a una etnia sospechosa como los tuaregs. Un imán habría sido secuestrado por soldados malienses el 21 de enero.

El ministro galo de Defensa dijo al respecto: "Los tuaregs son nuestros amigos. Ellos viven en el norte de Mali. Debemos respetarlos como a todos los demás malienses".

El ministro de Relaciones Ezxteriores de Alemania, Guido Westerwelle, dijo que se trata de "denuncias graves que hay que verificar exhaustivamente".

Durante una visita a España, Westerwelle subrayó que "los actos de venganza o el uso de la violencia por parte de soldados malienses contra civiles o minorías étnicas serían totalmente inaceptables y socavarían los esfuerzos por lograr una solución política en Mali".

También la comunidad árabe en Mali ha denunciado violaciones de los derechos humanos durante los recientes combates en el país norteafricano. El presidente de la comunidad árabe en la capital Bamako, Mohamed El Umurani, dijo que hay muchas personas que aprovechan estos tiempos turbulentos para cometer atropellos.

Según el dirigente árabe, las autoridades malienses han sido informadas de las violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad.

Entre tanto, el despliegue de la fuerza militar africana en Mali se está acelerando. Ya hay 1.000 soldados de esa fuerza en Mali, dijo Le Drian. Los soldados enviados por Burkina Faso llegaron directamente a Markala, sin pasar por Bamako, la capital, informó el ministro francés.

La Unión Europea planea enviar en febrero entre 200 y 250 instructores militares a Mali para adiestrar el Ejército maliense.

Le Drian explicó que Francia tiene la misión de ayudar a los soldados africanos a liberar Mali de los grupos terroristas con acciones como el bombardeo de centros de mando, depósitos de municiones y campos de entrenamiento de los yihadistas en las ciudades de Gao y Tombuctú.

Los rebeldes, según el ministro galo, se esconden entre la población para hacer más difíciles los ataques aéreos. Agregó que los rebeldes tienen una gran movilidad, experiencia en el manejo de armas modernas y se dispersan para que no se conviertan en objetivos fáciles.

Respecto al apoyo que ofrece Estados Unidos, Le Drian dijo que este país apoya la campaña militar en Mali con aviones de reconocimiento y medios de transporte. "Con Estados Unidos tenemos una cooperación últil y eficaz", señaló el ministro de Defensa.