Costa Rica no suscribirá acuerdo


Desde el 3 de diciembre de 2012 la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) realiza la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). En esta conferencia se han dado cita más de 1,800 delegados de 193 países con el objetivo principal de actualizar el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales (RTI), uno de los cuatro instrumentos jurídicos de la UIT y que no se actualizaba desde 1988.

En la Conferencia se han realizado discusiones alrededor de temas técnicos de telecomunicaciones y diversas propuestas planteadas por algunos países en aspectos relacionados con la interconexión y la interoperabilidad, la ciberseguridad, la telecomunicación como un derecho humano, la calidad de servicio, la itinerancia (roaming), entre muchos otros.

El Gobierno, con la finalidad de establecer un criterio nacional respecto a estos y otros temas conformó un Equipo Técnico Mixto que mantuvo reuniones durante varios meses y con el apoyo del Viceministerio de Telecomunicaciones preparó los insumos necesarios para definir la posición del país en temas específicos y garantizar una representación activa en la Conferencia, respaldada en un criterio técnico sólido. 

El día miércoles 12 de diciembre, en la sesión plenaria realizada en horas de la madrugada, hora de Dubai, se presentó para su aprobación una resolución relacionada con el crecimiento de Internet. Dicha resolución causó la polarización de criterios entre los países presentes en la sala. Por un lado, quienes consideran que la actividad es sólo para actualizar el Reglamento Internacional de Telecomunicaciones, por lo que Internet está fuera del alcance de este instrumento, y por otro aquellos países convencidos de que los Reglamentos Internacionales deben cubrir también Internet y aspectos relacionados con contenidos y gobernanza de la red.

Costa Rica, está convencido de que Internet y su crecimiento es un tema muy importante para empoderar ciudadanos de manera inclusiva, impulsar el crecimiento económico y la innovación;  sin embargo, ha sido enfático en que éste no es el foro para tratar estos asuntos. Reconoce que los temas relacionados con Internet son de gran relevancia, así como la necesidad de iniciar un diálogo franco y abierto, sin embargo, no es una resolución del RTI - aprobada de manera controversial-, el mejor mecanismo para comenzar a hablar al respecto.

Costa Rica considera que un lugar apropiado para tener esta discusión será el Foro Mundial de Política de Telecomunicaciones, que se llevará acabo el próximo año con la finalidad de discutir abiertamente respecto a la gobernanza de Internet. Por lo tanto, la conferencia no debe convertirse en un espacio para crear nueva regulación o disposiciones relativas a Internet, así mismo cualquier referencia al tema de seguridad debe estar específicamente enfocada en la seguridad de la infraestructura de la red, no debe involucrar el contenido o seguridad de la información, deben evitarse temas como la seguridad nacional y todo debe ser consistente con los mandatos de los Estados Miembros en cuanto a la declaración de los derechos humanos de las Naciones Unidas.

Costa Rica, seguirá participando activamente en la reunión hasta el próximo 14 de diciembre, donde continuará haciendo escuchar la opinión de nuestro país, según la cual esta conferencia debe enfocarse en la actualización de un tratado que data del año 1988, y que debe reflejar la realidad del mercado mundial en cuanto la competencia, la liberalización, pero sobre todo, en cuanto al libre flujo de información.

Como país, hemos hecho lo posible por construir un consenso alrededor de la declaración. Sin embargo, hemos decidido no firmar la declaración final por las preocupaciones que tenemos en cuanto a las eventuales implicaciones de ésta sobre el libre uso de internet y el papel de los gobiernos en el control de la misma.

ACERCA DEL RTI

Firmado por 178 países, el RTI tiene carácter de tratado mundial aplicado en todo el planeta, que: Establece los principios generales de prestación y funcionamiento de las telecomunicaciones internacionales. 

  1. Facilita la interconexión y compatibilidad mundiales de la infraestructura de telecomunicaciones.
  2. Sirve de base al desarrollo armonioso y el funcionamiento eficaz de las instalaciones técnicas.
  3. Fomenta la eficiencia y disponibilidad de los servicios de telecomunicaciones internacionales.
  4. Se necesitan disposiciones con carácter de tratado aplicables a los servicios y redes internacionales de telecomunicaciones.