Congreso de EEUU sepulta cierre de cárcel de Guantánamo


Washington.AFP. La Cámara de Representantes enterró de hecho ayer el cierre de la cárcel de Guantánamo en el 2011 y la posibilidad de que los cerebros de los atentados del 11 de setiembre del 2001 sean juzgados en suelo de Estados Unidos.

Por 212 votos contra 206, la Cámara adoptó el miércoles el vasto proyecto de ley de finanzas del 2011 destinado a permitir que el financiamiento del Gobierno continúe hasta setiembre del próximo año.

Una de las partes del texto prohíbe al Gobierno gastar dinero en comprar sitios donde alojar a los prisioneros de Guantánamo en suelo estadounidense.

Además, impide la utilización de “ninguno de estos fondos para transferir o liberar” en suelo estadounidense “a Khaled Cheik Mohamed o ningún otro detenido” de Guantánamo.

Para que el proyecto de ley de finanzas cobre fuerza de ley debe aún ser aprobado por el Senado y luego ser firmado por el Presidente.

La prisión de Guantánamo alberga actualmente a 174 detenidos, de los cuales solo tres han sido formalmente condenados por un tribunal militar de excepción.

El presidente estadounidense, Barack Obama, había firmado al día siguiente de su entrada en funciones un decreto ordenando el cierre de la cárcel de Guantánamo antes del 22 de enero del 2010. Pero frente a la oposición del Congreso, debió dejar de lado la medida.

Cerca de 70 detenidos de la prisión han sido liberados o transferidos a terceros países desde la llegada de Obama a la Casa Blanca.

El gobierno de Obama deseaba adquirir una prisión en Illinois (norte) para poner a los 58 prisioneros que desea mantener detenidos sin proceso, más los que podrían ser condenados por tribunales militares o civiles.

Además, durante un tiempo había evaluado la posibilidad de realizar en un tribunal federal de Nueva York el proceso a los cinco acusados de organizar los ataques del 11 de setiembre. Esto fue descartado, pero la posibilidad de juzgarlos en Estados Unidos seguía en pie.

Pero, anoche, la Cámara de Representantes le negó las dos posibilidades al presidente Obama, al menos hasta setiembre del 2011.

En ese momento, se cumplirán 10 años de los ataques, y Obama estará a un año de las elecciones presidenciales, en las que puede aspirar a la reelección.

El proyecto de presupuesto aprobado anoche congela las partidas de la mayoría de los departamentos del Gobierno.

En total, hay un recorte de 46.000 millones de dólares, más del 3%, según solicitó el presidente Obama.

La medida incluye también 159.000 millones de dólares para seguir las guerras en Afganistán e Iraq el año próximo.