Control de la migración en Rusia


El presidente ruso Vladímir Putin ha presentado varias enmiendas a la Duma del Estado, de la Ley sobre el derecho de los ciudadanos a la libertad de transición, residencia, así como los códigos penales y administrativos. Esta y otras iniciativas del presidente, aprobadas desde el principio del año, están encaminadas a sancionar a aquellos que apoyan o promueven la migración ilegal dentro y fuera del país. La nueva ley permitirá crear en Rusia un sistema moderno y transparente de contratación de fuerza laboral extranjera.

En medio de las vacaciones del fin de año, Vladímir Putin ha firmado toda una serie de leyes y enmiendas a la ley migratoria. En particular, fueron introducidos los cambios en el estatuto jurídico para los ciudadanos extranjeros en el territorio de Rusia, del procedimiento de entrada y salida del país, así como una ley que mejora la legislación en materia del registro de extranjeros y rusos. El código penal enmendado, introduce nuevas sanciones por organizar la migración ilegal. El nuevo paquete jurídico deberá organizar tanto la migración interna como la externa. Estas medidas se habían planteado desde hace tiempo, a pesar de que requieren de una discusión pública, declaró a La Voz de Rusia el analista político, Grigory Trofimchuk.

—En este contexto, no hay que olvidar del proceso caótico del movimiento migratorio, tanto interno como externo, sino de las actividades terroristas que empiezan a aumentar. Aunque ya hay avances en esta dirección. Estas iniciativas habrá que debatir con el público ruso, incluyendo a la oposición, desarrollando de esta manera una formula común.

El experto subraya, que en primer lugar se trata de la migración interna. De acuerdo a la nueva ley, por el registro falso, los ciudadanos rusos tendrán que pagar una multa de quinientos mil rublos (unos diecisiete mil dólares), trabajos forzados o tres años de prisión. Además, los rusos sin registro serán multados con tres mil rublos mientras que los dueños del apartamento serán multados con cinco mil.

El principal peligro que representa la nueva ley, según los analistas, es que dichas medidas puedan afectar el negocio o actividades profesionales relacionadas con los viajes por el país. Sin embargo, no se especifica cuáles son las razones “fundamentales” que no permitan realizar el procedimiento de registro temporal en caso de una larga estadía en otra región del país, teniendo en cuenta que el proceso ha sido simplificado al máximo. Por cierto, esta práctica se aplica en muchos países civilizados, sin causar el malestar de la población.

En lo que respecta a la migración interna, Vladímir Putin pone en práctica las ideas propuestas en su discurso ante la Asamblea Federal y en la conferencia de prensa del 20 de diciembre, resalta el experto de la Escuela Superior de Economía, Leonid Polyakov.

—Al presidente le preocupa que a Rusia ingresen una gran cantidad de extranjeros sin registro alguno. Personas en busca de hacer dinero. En este sentido, Rusia ocupa el segundo lugar en el mundo. Sin embargo, en términos de seguridad e interés nacional, el gran número de personas sin registro es algo anormal. La situación debe ser cambiada. En particular, Putin habló de la posibilidad de introducir un régimen de visado con los países de la CEI para el 2015, como una medida de control migratorio. De esta manera, el endurecimiento de penas a las personas sin registro encaja perfectamente en esta estrategia.

En Rusia se ha creado una situación única. Con los países de la CEI, no existe el régimen de visado, justamente de allí provienen ocho de cada diez inmigrantes. De esta manera, no hay nada criminal en cruzar la frontera. Pero entonces, muchos de los recién llegados de una u otra manera violan la jurisdicción, convirtiéndose de esta manera en elementos económicos sombríos.

La experiencia internacional ha mostrado que la lucha contra los inmigrantes se aplica con severidad en muchos países. En Italia, el empresario podrá ser encarcelado por seis años de prisión, en los EEUU por cada inmigrante ilegal tendrá que pagar diez mil dólares mientras que en Australia, por un negocio ilegal habrá que pasar veinte años en prisión o pagar una multa de doscientos mil dólares.