COMUNICADO DE PRENSA

COMUNIDACO DE PRENSA PUBLICO


Los Defensores de los Derechos Humanos Costa Rica (FUNDEPRODE) ve con preocupación la situación que se ha estado generando en los últimos 6 meses, ha desparecido 168 niños, todos menores de 18 años.
El aumento de las cifras son alarmantes ya que en el 2013 desparecieron un total 63 menores edad.
Para las Organizaciones Sociales y de Derechos Humanos, vemos con preocupación estas alarmantes cifras las cuales  para nuestro criterio, se ha generado una incertidumbre sobre el trasfondo que puede haber detrás de estas desapariciones o raptos de menores, uno de los casos más antiguo y que aún se mantiene en una incógnita es el  Francisco Javier Sánchez Potosme, conocido como “Panchito”, quien desde el 28 de marzo del 2001 desapareció y aún se desconoce su paradero.
Alertamos a la familia Costarricense a tomar todas las medidas necesarias para proteger nuestra niñez, que son la esperanza de una Costa Rica del futuro.
Le solicitamos al PANI (Patronato Nacional de la Infancia) y a toda la población en general a mantenerse en alerta antes esta situación que atenta contra nuestra niñez en Costa Rica.
Las Fundación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, hacemos pública nuestra preocupación por el posible tráfico internacional de menores, con fines de adopción, trata y tráfico de órganos es muy grave en un mundo moderno donde, lo moderno está dañado el carácter humano de nuestra especie.
Todos las Organizaciones de Derechos Humanos, ONGs y Gubernamentales y de Protección de la Niñez de Centroamérica
Hacemos un llamado a los Gobierno de Centroamérica, que deben de tomar todas las medidas necesaria del caso de protección de la niñez; y declararse una emergencia regional por nuestra niñez.
Ejemplos muy cercanos tenemos los niños migrantes que hoy se encuentra detenidos en centro de aprensión de migración de los Estados Unidos e incluso bases militares de la frontera Mexico-Norteamarica,
A todos los Gobernantes de los países de Centroamérica, les solicitamos a nombre de los Defensores de Derechos Humanos Costa Rica y del mundo, la declaratoria de Emergencia POR NUESTRA NIÑEZ CENTROAMERICA.