Madre suplicó por atención, pero hija murió en sus brazos


Nazareth esperó hora y media antes de morir. La luz de esta niña, de año y seis meses, se apagó con la frustrada esperanza de ser atendida en el Hospital Max Peralta en Cartago.

Su madre, Wendy Cerdas, de 30 años, denunció el fallecimiento de su hija ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que se indague si hubo negligencia por parte del personal del centro médico.

Un equipo de La Nación conversó con la mujer el sábado anterior en su humilde casa en Paraíso de Cartago, donde vive con su hija mayor, de 7 años. 

“Nazareth empezó a vomitar y a convulsionar el martes en la noche. En la madrugada (del miércoles), yo llamé al papá para que me llevara al hospital y él después se fue. Llegué a las 3:30 a. m. directamente a la ventanilla y uno de los guardas me dijo que me esperara, que tomara asiento.

A los 20 minutos me dieron la hoja y me pasaron a Pediatría. Le dije a la enfermera que ella (la hija) estaba con calentura y vomitando, pero también me dijo que esperara y que ahorita me iban a atender. Solo le tomaron la temperatura y la pesaron, pero el doctor ni siquiera estaba ahí.

Tenía 40 minutos de estar esperando. Cuando el doctor llegó como a las cuatro y algo, atendió a una muchacha de primero que estaba delante mío con su hijo. A Nazareth se le pusieron las manos frías y los labios morados.

Cuando el doctor terminó con la muchacha, le dije que mi hija ya no respiraba y él la cogió y todos corrieron, pero ya era muy tarde... Mi hija murió en mis brazos. Ya había esperado tamaño rato yo y si la hubiesen atendido en el momento en que llegué, ella todavía estuviera aquí. Eso fue negligencia de ellos”, relató la madre.

Según contó, los médicos le dijeron que Nazareth tenía muy bajo el nivel de azúcar y sufrió un paro cardiorrespiratorio. A pesar de las maniobras de resucitación, no hubo nada más que hacer.

Ese mismo día, Wendy Cerdas acudió con una tía a la delegación del OIJ a interponer la denuncia. Por esto, los agentes judiciales decomisaron en el hospital el expediente médico de la niña.

La oficina de prensa del Ministerio Público señaló en un correo electrónico que la Fiscalía de Cartago aún no tiene el informe del OIJ, tramitado bajo expediente N.° 12-002306-058-PE, por lo que esperan el documento.

Las autoridades judiciales también darán tiempo para recibir el resultado de la autopsia y determinar la causa de muerte y si hubo negligencia.

Según contó la madre, Nazareth ya caminaba, incluso, andaba con su bacinilla por toda la casa porque estaba aprendiendo a orinar sola.