• Tamaño de Fuente:
  • Disminuir
  • Restaurar
  • Aumentar

Recluso canta custodio en fuga de Johel Araya

Tomado de: extra.com

Recluso canta custodio en fuga de Johel Araya,Monjas serían tomadas como rehenes, La Reforma
Castro, quien en ese momento era inspector de Máxima Seguridad nueva -donde se produjeron los hechos- y a quien lanzaron una granada que le quemó una pierna, lo que lo mantuvo incapacitado varios meses, está a la espera de un juicio.
Uno de los privados de libertad que compartieron pabellón y vio todos los movimientos de la última fuga que planeó Johel Araya, aseguró a DIARIO EXTRA que un custodio de apellido Castro facilitó el juego de llaves para abrir las celdas de Máxima Seguridad nueva de La Reforma.
 
En una entrevista concedida desde la cárcel, Diego Bertaglioni Barquero, quien permanece recluido por homicidio, dio detalles inéditos de cómo fue ese momento de la frustrada huida donde fallecieron dos de sus compañeros de ámbito y un policía penitenciario.
 
Castro, quien en ese momento era inspector de Máxima Seguridad nueva -donde se produjeron los hechos- y a quien lanzaron una granada que le quemó una pierna, lo que lo mantuvo incapacitado varios meses, está a la espera de un juicio.
 
Las autoridades no descartan que este funcionario, quien fue detenido en la bodega de suministros del sistema carcelario en San José, en agosto de 2011, y puesto en libertad en abril de 2013, también sea quien introdujo dos armas de fuego y las granadas de humo.
 
 
DÍA NEGRO
 
 
El 11 mayo de 2011, a la 1:30 p.m., el recluso Juan Carlos Chávez, alias “Chupas”, fue el primero en salir de su celda, donde tenía acceso al candado, una vez afuera le tocó abrir el portón, donde esperaban Johel y los demás reos que se fugarían.
 
De inmediato decidieron tomar de rehenes a 16 personas, 13 custodios y 3 administrativos (Juan Carlos Amador Rojas, director de Máxima Seguridad nueva; Luisa, secretaria; y Félix Castro, trabajador social).
 
De inmediato empezaron las negociaciones con Ronald Herrera, director del centro penal en ese entonces, vía radio de comunicación y los reos dijeron que iban a salir.
 
Moya, conocido como “Luthor”, y Erlyn Hurtado, alias “Papelito”, tenían un arma calibre 9 mm y una 380, respectivamente.
 
Caminaron 5 metros hasta amarrar a los funcionarios y les colocaron una sábana encima, mientras los reclusos se pusieron en el centro y empezaron a avanzar hasta toparse con el grupo de choque del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que los enfrentó.
 
Bertaglioni había llegado recientemente a la celda individual A2, donde estaba “Luthor”, quien murió en el intento.
 
¿Pudo ver al custodio hablar con Johel?
 
- Sí, lo vi varias veces en horas de la madrugada, llegaba todos los días y fue quien le dio las llaves a Johel. De hecho, sobre la fuga solo sabían los que iban a participar. El papel del custodio era de inteligencia, se pegaba a la ventana y hablaban en voz baja.
 
¿Cuándo le dio las llaves a Johel?
 - Cinco minutos antes de la fuga porque el juego de llaves no podía desaparecer de la pizarra de la oficialía. Johel se las pasa a Rodríguez Moya y llamaron al “abaniquero”, que estaba en el portón del pabellón, para agarrarlo de rehén.
 
¿Quién llama al oficial?
 
- El compañero de la celda 8, que es la última. Entra, cierra el portón y camina, en eso sale de la celda un compañero del A, lo encañona y empieza a abrir los portones. No participé en la fuga porque me quedaba un año en prisión.
 
¿Cuál fue el ambiente minutos antes de la fuga?
 
- Venía llegando de una entrevista con un trabajador social. Entré a la celda, me quité la camisa, las tenis y me fui al patio a lavar, en eso pasa el oficial que dio las llaves y se devuelve, cuando escucho que dicen: “Ahora sí, abra”.
 
¿Cuál fue su reacción? ¿Qué hizo?
 
- Me vine al portón, saco el espejo para ver para adentro y venían Erlyn Hurtado y “Pana”, luego la chusma empezó a gritar “fuga, fuga”.
 
¿Hubo algún reo que quiso colarse en la fuga?
 
- Sí, un muchacho le dijo a Johel que lo llevara, le respondió que lo sacaba pero que en el puesto 1 tenía que ver qué hacía porque llevaba el plan que tenía. El reo decidió no ir y muchos ni lo intentaron.
 
¿Sabía usted de la fuga?
 
- Cuando fui a hacer una llamada vi a “Paris” con zapatos, jacket y un bulto puesto, me vine a saludar a Erlyn en la celda 7 y estaba con pantalón de mezclilla. La celda 3 era ocupada por “Pana” y en la 2 por “Luthor”, lo que me pareció muy extraño, creí que iban a saldar una deuda con un mae que estaba llegando.
 
¿Era lo que tenía Johel planeado?
 
- No, el plan era llevarse de rehenes a unas monjas que llegaban los lunes a darnos comida porque siempre nos sacaban a unos locutorios, pero no llegaron, todo estaba listo. Dijeron que el miércoles llegaban de fijo, pero eso no se dio, las dos armas y dos granadas de humo que tenía Erlyn no podían esperar más.
 
¿Participaría en una fuga?

- Habría que estar en ese momento, los compañeros tienen penas muy altas. En La Reforma es más serio, me gusta estar ahí.
 
Los reclusos siempre hablaron de tres funcionarios que estuvieron involucrados, sin embargo no se logró comprobar a dos de ellos, por eso en caso de que se le encuentre culpable podría ser despedido.
 
Jorge Rodríguez, viceministro de Justicia, aseguró que cualquier gestión de despido debe ser conocida por la Ministra, luego que la Dirección Jurídica haya hecho una buena sustentación de la acusación, y se espera que los próximos días sea de conocimiento de la jerarca.
 
 
DE BICICLETA A CARRO
 
 
Trascendió que Castro llegó a Máxima Seguridad en 2009 y unos 7 meses antes de la fuga supuestamente se habría vinculado con Araya.
 
Según sus propios compañeros, llegaba al centro penal en bicicleta y de la noche a la mañana empezó a llegar en un Mitsubishi Montero.
 
Se presume que habría recibido ¢8 millones en efectivo y otro tipo de regalías que le habría otorgado “El Rey de las Fugas”, a quien le metió un celular tras un pago de ¢150 mil, lo que hace pensar que lo mantenía “abastecido”.
 
Ahora se encuentra laborando en el Hospital Nacional Psiquiátrico, a la espera del juicio que podría empezar en mayo de 2014.
 
Johel, quien al momento de la fuga portaba dos celulares, llamó a las personas que lo esperaban afuera de La Reforma para decirles que en minutos llegarían, sin embargo eso nunca sucedió.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Switch mode views: