El "Indio" recibe amenazas de muerte


 El “¡Vas a amanecer muerto dentro de la celda!”, “¡Los mismos reos te van a matar!”, son algunas de las amenazas de muerte que ha recibido el nicaragüense Luis Alberto Aguirre Jaime, el “Indio”, supuestamente de parte de los oficiales de seguridad del Centro Penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela, Costa Rica.

La denuncia fue hecha a través de la Fundación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (Fundeprode), una ONG sin fines de lucro, que interpuso un recurso de Habeas Corpus en la Sala IV de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica para resguardar la integridad física de Aguirre.

“La Sala resolvió que Aguirre sea aislado de los demás reos del Sistema Penitenciario y que se garantice la integridad física y la vida del procesado, quien está a la espera de que resuelvan la solicitud de revisión de la sentencia condenatoria en la Sala III, que se introdujo desde el 29 de noviembre de 2011 y aún no han resuelto”, dijo vía telefónica a EL NUEVO DIARIO, Hermez Gonzalez Álvarez, presidente de Fundeprode.

Las amenazas surgieron a raíz de que se dio a conocer públicamente en medios ticos, los resultados de la prueba de poligrafía o detector de mentiras a la que se sometió Aguirre el pasado 8 de agosto, donde lo declaran inocente del homicidio en perjuicio del periodista costarricense y productor radiofónico Parmenio Medina Pérez.

Aguirre fue condenado a 30 años de prisión desde el 7 de julio de 2001, por este sonado caso, sentencia de la cual ha purgado 12 años de prisión, por un crimen que no cometió, según la prueba realizada por doctor Carlos Pál-Hegedus, psicólogo forense y especialista internacional en poligrafía.

“Desde el inicio Aguirre insistió en que era inocente, en las visitas que nosotros (Fundeprode) hacemos dentro de los Sistemas Penitenciarios de Costa Rica, él nos contactó, y a través de unas 14 entrevistas que le realizamos en diferentes períodos, en todas nos reflejaba que en realidad estaba pagando un delito que no cometió, y (por ello) fue que decimos apoyarlo por medio del Proyecto Inocencia que tenemos y realizamos coordinación con el doctor Pál”, agregó González.

Cierran puertas

También Fundeprode ha tenido represalias por parte del Sistema Penitenciario, donde ya no le permiten la entrada sin restricción de horarios que antes tenían para entrevistarse con los reos.

“El Consejo de Seguridad sobre su ingreso al Centro, le indicó que el mismo se suspende hasta tanto se le brinde audiencia para definir su ingreso o no al Centro, mismo que se dispone para el día jueves 12 de setiembre a partir de la 08:30 horas en la oficina de la jefatura de Orientación en la Dirección del Centro de Atención Institucional La Reforma”, dice textualmente la notificación que recibió Fundeprode a la que tuvo acceso El Nuevo Diario.

“Eso perjudica gravemente a los privados de libertad, se les están violentando sus derechos humanos, por eso notificamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington, CIDH”, señaló González.

“Si ellos (las autoridades penitenciarias) deciden reglamentarnos el horario como hacen con los grupos religiosos --sea católicos o evangélicos-- o los grupos de Alcohólicos Anónimos u otros, de entrevistarse con el reo una vez cada 15 días, es una grave violación a sus derechos humanos”, agregó el funcionario de la ONG.

González señaló que de fallar a favor de Aguirre la resolución de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, también acompañarán en la demanda que pretende realizar el nicaragüense por los daños y perjuicios causados, ya que se considera un “chivo expiatorio” por parte de la Fiscalía de ese país.

Apoyo

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, está brindando apoyo a Fundeprode.

“Nosotros estamos apoyando a Fundeprode a nivel internacional, enviamos solicitud al Observatorio de Sensores de Derechos Humanos con sede en Ginebra, así como también cartas de petición a la presidenta Laura Chinchilla y a sus ministros para que cese la persecución contra ellos”, dijo Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Cenidh.

“Por el momento no nos hemos pronunciado sobre el caso en particular del nicaragüense Luis Alberto Aguirre Jaime, porque eso está a cargo de la Fundación, y no nos han solicitado ayuda en cuanto a él”, agregó.