Proyecto Inocencia, un arma para los reos


 El revuelo sobre la inocencia de Luis Alberto Aguirre Jaime, alias “El Indio”, nace a través de la Fundación Promotora de Derechos Humanos (Fundeprode), que hace dos años y medio se dio a la tarea de cristalizar el proyecto Inocencia. Este consiste en demostrar la inocencia de los privados de libertad.

Hermez GonzalezSegún Hermes González, presidente de Fundeprode, “El Indio” se contactó con él y se sometió a un proceso de selección. Se le practicaron cerca de 8 entrevistas y les llamó la atención que tratándose de un caso tan sonado como es el asesinato de Parmenio Medina, alguien como Aguirre mantuviera su posición de no ser el gatillero del comunicador.

Desde hace unos dos o tres meses se intensificó el proceso del estudio y se determinó hacerle uno más profundo, incluso someterlo al polígrafo, conocido como detector de mentiras. Al fin el 8 de agosto se le aplicó la prueba, que arrojó un 95,2% de probabilidades de inocencia en el caso Parmenio Medina, o sea no es el gatillero del periodista.

“Obtuvimos la prueba cuando el psicólogo forense y poligrafista Carlos Pal-Hegedus nos la entregó por ahí del 14 de agosto, ya certificada por él”, sentenció González.

Cabe mencionar que el Dr. Pal-Hegedus tiene certificada a su empresa Biofeedback ante la Asociación Americana de Poligrafistas y es un prestigioso poligrafista y psicólogo, incluso profesor en dos universidades españolas.

Se sabe que en los tribunales el detector de mentiras no es prueba contundente, pero en un juicio digamos en primera instancia, en una revisión de segunda instancia o Sala Tercera está la libertad probatoria, que es la presentación de toda prueba posible para mejor resolver por parte de los magistrados.

“En nuestro caso aportamos copia de la certificación original autenticada porque en el caso particular del polígrafo hicimos una amplia investigación.

Tenemos personas muy cercanas a la Fundación, funcionarios del gobierno, embajadores, funcionarios de gobiernos extranjeros que le tienen mucha fe al polígrafo y dicen que sí funciona realmente, que el polígrafo es como una prueba de ADN.

O sea el polígrafo tiene su validez y es oficial. En el caso de Luis Alberto Aguirre Jaime nosotros sí creemos en su inocencia y por tanto, ya que lo solicitó por escrito, decidimos hacerle la prueba del polígrafo, que arrojo un 95,2%.

Aunque en su vida de joven e incluso ya de adulto tenga dos delitos, estos no tienen nada que ver con el crimen de Parmenio Medina”, agregó González.

Por ahora hay dos procesos de revisión en la Sala Tercera, por eso se está a la espera de lo que resuelvan los magistrados, pero se sabe que en la elección de estos, el abogado de Omar Chaves presentó un alegato para cambiar a uno de ellos por tener vínculos familiares con uno de los jueces que irrumpieron a lo largo del proceso del juicio de Parmenio.

“Fundeprode quiere llevar la prueba hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana en primera instancia, y en segunda instancia estar convencidos de que nuestro trabajo ha sido profesional y estaríamos frente a una barbarie judicial totalmente injusta”, finalizó.